14 nov. 2011

La Generalitat insta a Schindler a retirar un programa que controla el movimiento de los empleados

La inspección de trabajo de la Generalitat de Cataluñaha instado a la empresa de ascensores Schindler a retirar el dispositivo informático que mediante GPS localiza a los empleados de mantenimiento y avisa en caso de que no se desplacen en un breve espacio de tiempo. La inspección considera el dispositivo -un programa que los trabajadores llevan en su teléfono BlackBerry cuando están reparando un ascensor— "agresivo y que vulnera su intimidad", explica el presidente del comité de empresa de la compañía en Cataluña, José María Méndez.



La Generalitat recuerda a la empresa que será sancionada si no lo retira.
Los empleados ya alertaron de la falta de intimidad que provocaba la instalación de un sistema GPS en el teléfono, explica Méndez, pero fue la ampliación del control, con el sistema "acelerómetro", la que hizo dar la voz de alarma. 
De momento la empresa no ha acatado la orden de la Generalitat, subraya Méndez, quien asegura que si los empleados se niegan a llevar el teléfono se exponen a "sanciones o amenazas". 
"Solo que un trabajador esté en la caja de un ascensor sentado con el móvil en el bolsillo sin desplazarse ni mover las piernas durante 10 minutos ya pita", relata Méndez, quien recuenta, solo en Cataluña, a un centenar de técnicos. 
En toda España, Schindler tiene a 1.100 trabajadores de mantenimiento, pero el requerimiento de la Generalitat solo afecta a los de Barcelona.
El presidente del comité subraya que la Generalitat ha advertido también a Schindler de que este sistema no está homologado "como dispositivo de protección individual sino como herramienta de trabajo". 


El responsable de relaciones laborales de Schindler, Carlos González, ha replicado que por ahora la administración catalana solo ha lanzado "una mera propuesta de sanción", que es recurrible, y que la empresa así lo hará. 
González recuerda también que el requerimiento, "no es firme y se circunscribe al acelerómetro, no al sistema GPS". 
Sobre su utilidad, defiende que se trata de una "medida de seguridad muy importante", porque los empleados de mantenimiento, recuerda, trabajan en lugares muy poco concurridos, como salas de máquinas o las cajas de los ascensores, donde nadie se percataría en caso de que tuvieran cualquier problema de salud.

La Generalitat insta a Schindler a retirar un programa que controla el movimiento de los empleados

1 comentario:

  1. Anónimo15/11/11

    no se trata de que se siente con el movil.sino que te moleste en el bolsillo trabajando y lo dejes en cualquier sitio. no estas trabajando?? si, y incluso mas por no tener que estar pendiente del telefono.espero que al menos cree puestos de trabajo para llamar a todos aquellos que sufran "problemas de salud" o simplemente les moleste tener que cargar todo el dia con ese armatoste.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante ...